No dejes que el tamaño te limite: Préstamos PYME diseñados para triunfar

Para una Pequeña Y Mediana Compañía (PYME), crecer, o tan siquiera empezar, puede ser un trabajo arduo. Un préstamo PYME puede ser una excelente forma de obtener financiación, y algunos de los bancos que ofrecen préstamos para PYMES son: Abanca, Banco Santander, BBVA, Bankinter, entre otros. Este tipo de préstamos es viable siempre y cuando conozcas bien los términos y condiciones que rodean el acuerdo. Al ser un crédito, representa tanto una gran ganancia como una deuda a largo plazo.

Anuncio

¿Qué necesito para solicitar un préstamo PYME? Dependiendo del banco, los requisitos pueden ser más o menos rigurosos, no obstante, hay algunos que son comunes; por ejemplo:

Capacidad financiera: ingresos mensuales y anuales, principalmente para asegurar que el pago del crédito no supere el 30 o 40% de la actividad económica de la empresa. Registro nacional: estar registrado como pequeña o mediana empresa en España. Garantía: un aval para poder pagar la deuda en caso de impago. Acta constitutiva: aquel documento donde aparece toda la información básica e inicial de la empresa. No estar en el listado RAI: si apareces en la lista de morosidad o RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) no podrás obtener préstamos. Tienes que pagar la deuda anterior.

Anuncio

Esto es lo más general. Algunos bancos piden también tener algún tipo de afiliación al mismo banco, otros piden información específica de a dónde irá la inversión. Es recomendable investigar el preferido.

¿Por qué obtener un préstamo PYME?

Los créditos para PYME están especialmente formulados para ser cómodos para este público. No obstante, esto no significa que todos los PYME deban tener un préstamo por obligación. Cada PYME es completamente diferente, y puede necesitar financiamiento por diferentes razones. De esta forma, ciertos PYME necesitan el dinero para proyectos, otros para un nuevo local.

Se trata de una difícil decisión, difícil de tratar, pero que al menos suele recaer en puntos comunes:

Anuncio

Necesidad real: ¿Qué tanto necesitas realmente ese préstamo? Capacidad de pago: ¿Puedes pagar la mensualidad con intereses sin superar el máximo legal de los ingresos de la empresa? Historial crediticio: si tienes un historial crediticio bueno, se te hará más sencillo obtener un préstamo. En caso de que no, puedes empezar con uno. Planteamiento del problema: ¿Qué es lo que falla o falta en mi empresa para obtener un préstamo? Solución: ¿Qué lograré con el préstamo PYME? Planteamiento del argumento: hacer un plan detallado de las acciones que se tomarán respecto al préstamo.

¿Crecer infinitamente con recursos finitos?: no te hagas ideas equivocadas. Un préstamo no es un milagro, puedes invertir y fallar, pero igual tendrás que pagar la deuda. Se recomienda tener esto en cuenta.

Anuncio

Y aunque estos temas pueden variar en función del PYME, lo que necesite y desee, en términos generales se puede hacer una pequeña guía. Solo que, también hay que tener en cuenta las ventajas y desventajas.

Ventajas y desventajas

Nada en la vida es perfecto, por lo tanto, juzgarlo desde sus ventajas y desventajas es útil para tener una mejor visión del panorama. En otras palabras, contando con las ventajas y desventajas de un préstamo PYME, vas a poder hacerte una mejor idea de qué decisión tomar.

Ventajas de un préstamo PYME:

Es una inyección inmediata de capital a la empresa: en casos de emergencia, puede ser la salvación de una empresa en picada. Diferentes tipos de préstamos, adaptados según un acuerdo: antes de hacer el préstamo, se deben hacer varios acuerdos. De las mejores formas para crecer: un préstamo bien implementado puede ser clave para el crecimiento de una PYME. Alimenta tu historial crediticio: te ayuda en caso de requerir otro préstamo a futuro.

Desventajas de un préstamo PYME:

Se trata de una deuda importante: la suma mensual puede ser muy elevada. Requiere un aval o garantía: el banco necesita asegurar su inversión, y tú tienes que contar con algo para ello. Mucha burocracia: el proceso puede ser lento y con mucho papeleo. Difícil si apenas empiezas o no tienes historial crediticio: es posible que tengas dificultades si tu empresa es reciente y no posee historial crediticio.

Sin duda, se trata de una decisión a tomar con precaución. Lo mejor en estos casos es asesorarse con un profesional para saber si es conveniente solicitar un préstamo.

Consejos antes de solicitar un préstamo PYME:

Solicitar un préstamo PYME puede ser lo que necesitas para financiar nueva mercancía, pagar deudas o expandirte. Aunque, esto no significa que sea la salvación de cualquier pequeña o mediana empresa. Al momento de solicitar el préstamo, te recomendamos meditarlo bien y contar desde antes con el método de pago.

Legalidad de la empresa:

Es especialmente útil tener en claro todas las legalidades de la empresa. Un banco no estará de acuerdo en otorgar un préstamo a una agencia que no es estable.

Además, es recomendable que para que la empresa sea más atractiva, tenga un registro de sus movimientos fiscales. Estos pueden ser útiles para demostrar la responsabilidad financiera. Y lo más importante es no aparecer en la RAI. En términos generales, deben estar en buen estado todos los documentos y la condición actual de la empresa.

Condición financiera:

La condición financiera es lo primero en lo que se fijará el banco al momento de que solicites un préstamo. Además, la condición financiera servirá para que el acuerdo que tendrás con el banco no exceda tu capacidad financiera. Esto también influye en la cantidad de dinero que recibirás del préstamo y sus intereses.

Condición fiscal:

El banco debe asegurarse de que tu empresa no tenga deudas con hacienda. Tener una deuda fiscal es razón suficiente para negar un préstamo, aunque todos los demás requisitos estén en orden.

Descripción del negocio:

Los bancos quieren saber exactamente a qué se dedica la empresa y qué hará con el capital del préstamo, al menos en la mayoría de los casos. En esto se incluyen documentos con el Registro Nacional de Empresas, o con un acta constitutiva.

¿Qué es un préstamo para PYME?

Aunque su nombre ya sea muy ilustrativo, los préstamos para PYME tienen unas cuantas características que los separan de otros tipos de crédito.

El financiamiento suele ser para motivos muy específicos. Suele dividirse en distintos tipos, dependiendo del tamaño y capacidad económica del PYME. La financiación no baja de los 5.000 €. Requiere un aval.

De esta forma, el préstamo PYME se divide en otros tipos de préstamos. Por ejemplo, de un crédito hipotecario o para adquirir algún bien en específico.

Fuente: Rankia

Anuncio
Anuncio